¿Quiénes somos?

La colmena

Conócenos

Somos una pequeña y sinérgica colmena con representación de todas las castas.

La naturaleza social de la abeja europea (Apis mellifera) hace que el individuo trabaje y viva en favor de la colectividad de sus congéneres. La colmena es un superorganismo que se comporta con sinergia, logrando que el todo sea más que la suma de sus partes. Esta generosidad instintiva inspira cada idea y átomo de nuestro proyecto.

Queremos empaparnos del néctar esencial de nuestro viaje y al mismo tiempo dejar nuestro granito de polen en cada una de las flores del camino. Es ahí donde confluyen viaje y proyecto. Por eso lo hemos llamado El vuelo de Apis.

Ingrid, Andrés, Nora, Cloe y Elsa

  • Ingrid
  • Andrés
  • Nora
  • Cloe
  • Elsa

La Reina (Ingrid) es la única hembra fértil y asertiva del enjambre. Su jalea real es de queso y Coca Cola y sostiene emocionalmente la colmena para que permanezca unida. Es promotora, además, de grandes ideas; con su razón sabe guiarnos al resto a las zonas con mejor néctar y polen.

Al obrero (Andrés) le encanta volar, crear, idear, soñar y hacer realidad esos sueños. Construye y repara constantemente el panal, duerme poco y corre mucho. Recolecta el néctar para fabricar miel, aunque gran parte se la come por el camino. Siempre al servicio de la colmena.

Las jóvenes zánganas (Nora, Cloe y Elsa) no poseen aguijón, están en edad de aprender, jugar, disfrutar y tener pocas responsabilidades. Así que ni recolectan polen ni néctar, aunque compiten por la miel. Les toca volar y bailar en el aire. Son la alegría e ilusión de la colmena.

Si, si, sabemos que en la naturaleza, las abejas obreras son hembras y los zánganos machos, pero en nuestra familia los géneros cambiaron sus roles y hemos redefinido las castas.

Go top
Mostrar
Ocultar