Otro viaje

El vuelo de Apis: otro viaje

12 febrero, 2019

OTRO VIAJE

El 14 de febrero de 2018 llegaban a casa dos amigos argentinos (las visitas nos llenan de ilusión). Me ofrecí a recogerles con la Pathfinder en el aeropuerto de Sevilla. Conduciendo de vuelta a nuestro hogar, conversamos sobre sus proyectos viajeros en España y nuestros hermosos recuerdos en su país. En mitad de la charla, sufrí un intenso, repentino y extraño dolor de cabeza que me dificultó hablar. Decidí callarme, concentrarme y que mi rara sensación pasase inadvertida para ellos. No advirtieron mi vergüenza. A los pocos segundos se me pasó y continué el diálogo.

Patricio “Pato”, Sebastian (argentinos) y Mónica  (paraguaya) coincidieron esa fecha en casa

Dichas molestias cerebrales se sucedieron, de manera irregular, los meses siguientes. Apenas les di mucha importancia. Algunas ocurrían durante pocos segundos y las más largas no excedían el minuto. Tampoco existían claras fechas de los ajetreos. Eran poco frecuentes e independientes de mis estados anímicos. No lograba entenderlos bien.

Las vacaciones de julio y agosto viajamos por el oeste de España y por Francia. Las molestias e incomodidades mentales desaparecieron de tal modo que casi las olvido por completo. Hasta que llegó Septiembre y empezamos a trabajar.

Con nuestros amigos de “Una vuelta por el mundo” en su barco Saramia

Bañándonos en las Islas Baleares

Paseando Paris

Con los Zapps en el sur de Francia

El inicio del nuevo curso volví a sentir cortos pero numerosos vahídos, molestias, y dolores de cabeza. Empezaron a ser más incómodos y habituales cada día. Aquellos instantes no podía hablar bien, me trastocaba profunda-mente, se me erizaban todos los vellos corporales, desaparecía mi felicidad y sosiego rutinario. Quedaba instantáneamente paralizado, sudoroso, desorientado, angustiado y abatido. Abandonaba lo que estaba haciendo, cerraba los ojos y aceptaba una depresión involuntaria.

Todos esos episodios se transformaron en rutinas que me dejaban intensamente agotado hasta la noche. Solo la cama y el sueño me devolvían el sosiego físico y mental que deseaba. Cada ataque conllevaba profundas, injustas e incomprensibles tristezas inmediatas. Lo compartí con Ingrid y mis hijas y solicité silenciosos abrazos mientras me ocurrían.

Me dispuse seriamente a adivinar posibles causas lógicas de aquellas desventuras pero no encontré ni una sola coherente relación causa-efecto.

En Septiembre y con ayuda de mi padre, acudí a los neurólogos del hospital público Virgen del Rocío. Otro viaje.

Conocer profunda y científicamente lo que me estaba ocurriendo lo cambió todo: Crisis epilépticas parciales fue el diagnóstico de mi primera cita médica.

Decidieron realizar un exhaustivo estudio de sus causas. Tras varias semanas de exploraciones, pruebas, análisis y estudios, los médicos emitieron el siguiente diagnóstico:

Lesión parahipocampal izquierda sugestiva de glioma de bajo grado. El estudio neuropsicológico no muestra déficit”. Me informaron que el glioma es un tipo de tumor cerebral. Esa tarde lloré.

En mi casa, justo después de enterarme de la operación. Única foto que tengo llorando de pena.

El Hipocampo con color rojo

Al cabo de unos días tuvimos cita con una de los dos neurocirujanos asignados: “Es importante que operemos cuanto antes para extraerte el tumor. Hasta que no analicemos esas células en laboratorio no sabremos exactamente si es un tumor benigno o se trata de un cáncer. En ese caso tendríamos que someterte a quimioterapia.”

Salí con Ingrid y mi padre del despacho y en la entrada de ese hospital volví a llorar con mayor intensidad. En menos de un mes me operaban abriendo parte del cráneo izquierdo y extrayendo una pequeña esfera de profundas células cerebrales.

Por fortuna el llanto no redujo mis ganas de investigar profundamente ese tipo de tumor. Descubrí muchas cosas:

La similitud del Hipocampo con caballitos de mar había determinado hace siglos su etimología, por tamaños, formas y curvas similares. Se encuentra en el lóbulo temporal, con neuronas densamente empaquetadas. Todos los humanos tenemos dos. A mi me habían toqueteado el izquierdo.

Lóbulos cerebrales (izquierda) y similitud entre un Hipocampo y un caballito de mar (derecha)

Sus funciones están asociadas a la memoria y los recuerdos, una especie de biblioteca que etiqueta dónde y cuándo sucedieron ciertos hechos (absolutamente confirmado). También afecta al movimiento en el espacio (por fortuna ahí no noté cambios) y a estados emocionales (ahí si y muy positivos).

La extracción de mi tumor afectó a mi capacidad de retener recuerdos y memorias inmediatas. Curiosa-mente también potenció mis sentidos del oído y del tacto. Confirmé que el hipocampo tiene mucho que ver con pensamientos, percepciones, acciones y recuerdos.

Después de aprender tanto, cogí la guitarra, compuse y grabé en directo la canción “Tu humor benigno”. Se la dediqué, interna y profundamente, a María Oliver y Yamín Chocrón, los dos neurocirujanos que iban a operarme.

Yamin Chocrón

Yamin Chocrón

María Oliver

La intervención tuvo consecuencias inmediatas: desaparecieron cientos de palabras de mi memoria (reto increíble para escribir ahora) y se marchó el 100% de mi epilepsia parcial y sus consecuencias neuropsicológicas. Pasé de tener ataques diarios los últimos meses a no tenerlos nunca. Aún así, lo que más me preocupaba era el informe anatomopatológico del trocito de cerebro extraído, saber definitivamente si correspondía con algún tipo de tumor o con un cáncer.

Dos semanas después de la operación, ya en casa, recibí una llamada telefónica de mi padre, la más importante de mi vida:

Vengo del laboratorio de anatomía patológica donde han estudiado profundamente las células extraídas de tu cerebro. El diagnóstico ha sido Gangliocitoma/ganglioglioma de grado I. Son tumores que crecen solo en el cerebro, pequeños, no cancerosos y no se extienden a otras partes del cuerpo. Son muy poco comunes. ¡Mamá y yo nos sentimos muy muy contentos por estos estudios! ¡¡Vamos a verte y abrazarte a vuestra casa!!

El día antes de operarme

Con mis padres en el hospital 3 días después de operarme

Saliendo del hospital muy feliz.

Llorando de alegría tras la llamada de mi padre tras conocer los resultados de anatomía patológica.

Hoy escribo dos meses después de dicha operación. La palabra éxito la considero pequeña. Sé que soy excesivo en las emociones expuestas y a mis 43 años podrían considerarse opulentas. También sé que debería ser prudente e ir dejando que el tiempo confirme la tranquilidad de mis futuros.

Pero escojo la actualidad inmediata de mi existencia, un presente vivaz y nutritivo. Desde la plena conciencia del biólogo que soy, escojo la profunda alegría de ser humano. Un ser humano feliz, enamorado, tranquilo y extraordinariamente acompañado.

Comparto algunas fotos de las visitas que tuve. El cariño abismal de personas cercanas me alucinó.

Jose, Edu, Loreto, yo, Elena y Cristina

Con Carlos, Lolo y Sean

Con Pablo, Hugo, Susana, Clara y Leo

Con Enrique

Con María ya en casa

Con Javier Lafuente

En la extrema virtud de fechas y lugares, este planeta habita la inteligencia emocional de mis deseos. La muerte no es biodrama para mi, ni siquiera la sincera naturalidad de mencionarla. El absurdo tabú de los decesos no impide mis gigantescas dosis de optimismo, amistad y amor. Preciosas elecciones personales que muchos buenos amigos me enseñaron, por encima de dolores y muertes paralelas.

Estamos realizado un profundo nuevo viaje sin movernos de Sevilla. Sin ahorros ni fechas; sin rutinas ni ensayos. Una travesía increíble de médicos, amigos y familia. Una aventura hermosa llena de futuros periplos emprendidos. Un recuerdo actual que continua curando, reactivando, ilusionando. Dinámicos deseos desde estáticos momentos. Otro viaje de vida.

Intensa e inmensa experiencia de caminos realizados;  posibilidad de compartirlo escribiendo aquí y ahora;  certeza de increíbles amistades hispanoamericanas, presentes y futuras; polivalentes probabilidades de quimeras, viajes y horizontes; sublime virtud de nuevos sueños.

Adoro la similitud de las palabras cerebro y celebro. Su sutil diferencia me fascina y la presencia vital de sus fonemas me hipnotiza.

Celebro este cerebro.

Hace dos días mi amigo Quini me invitó a ver la charla TED de Jill B. Taylor . Me ha gustado tanto que le escribí a Jill. Os la recomiendo. Nuestros trocitos de cerebro extraídos, sus funciones y sus consecuencias son distintos. Pero sus actitudes vitales posteriores, llenas de humor, ciencia y vitalidad, son similares a las mías.

Qué suerte tan inmensa que las palabras ausentes no puedan apagar mis sentimientos presentes.

Dejo aquí link a mi canción, por si te apetece verme y escucharla: Tu humor benigno

Escrito por Andrés

17 comments

  1. Comment by Mila

    Mila Reply 16 febrero, 2019 at 9:35

    Gracias por compartir este viaje, esta experiencia. Cuando la vida te prepara un camino diferente lo mejor es lo que tú has sabido hacer, reenfocar y programar otro plan de vida lleno de amo,entisiasmo, positividad… ¡Así se vive mejor!
    Eres único!!! Y GRANDE!!!
    Un fuerte beso y mi enhirabuena de nuevo.

    • Comment by Anónimo

      Anónimo Reply 4 marzo, 2019 at 11:57

      Abrazo inmenso Mila y muchísimas gracias por tus lindas palabras!! Eres una persona llena siempre de energía positiva y aprecio eso muchísimo!! Abrazo inmenso.

  2. Comment by Javier Lafuente

    Javier Lafuente Reply 16 febrero, 2019 at 9:16

    Feliz y orgulloso de poderte acompañar en este viaje. Consigues trasmitir tus sentimientos de una manera muy especial.
    Transformar este viaje en una nueva aventura es realmente maravilloso e inspirador. Te quiero amigo.

    • Comment by Andrés Melero

      Andrés Melero Reply 4 marzo, 2019 at 11:59

      Que un amigo tan querido y cercano como tú escriba “Te quiero amigo” hace que sienta que este tumor ha sido tremendamente benigno. Eres una persona increiblemente especial. Gracias por tanto.

  3. Comment by Joseph

    Joseph Reply 16 febrero, 2019 at 8:57

    Impresionante tu forma de contar las cosas amigo! Nos sirves de referencia constante para vivir la actualidad y nos llenas de ganas de superarnos! Admiro tu forma de ser y la vulnerabilidad que demuestras cuando compartes tu camino! Te quiero amigo, eres muy grande!

    • Comment by Andrés Melero

      Andrés Melero Reply 4 marzo, 2019 at 12:01

      Lo impresionante es tener amigos impresionantes, como tu. Feliz por demasiadas cosas!! Pero lo principal es tener personas lindas, generosas y llenas de ilusiones vitales. Os agradezco mucho por tanto cariño!!!

  4. Comment by Mónica

    Mónica Reply 15 febrero, 2019 at 20:01

    Mi querido Andrés, sos tan genial y único. Esa manera de hablar y enfrentar todo aún en las etapas más difíciles fueron sin duda, las que te hacen estar acá y plantarte con semejante posteo y semejantes palabras hermosas… qué importan las que se fueron si éstas son maravillosas y sirven para expresar tanto pero tanto amor?
    Te mando un abrazo gigante, querido amigo. La feliz de tenerte soy yo!

    Rohaihu 🙂

    • Comment by Andrés Melero

      Andrés Melero Reply 4 marzo, 2019 at 12:03

      !!!Genial y único es tener amigos y amigas increíbles repartidos por el mundo, con enorme inteligencia e inmensas ganas de vivir disfrutando, viajando y conociendo el mundo. Eres generosa y especial. Muchísimas gracias por tus palabras!!!

  5. Comment by Anita Bartholo

    Anita Bartholo Reply 14 febrero, 2019 at 17:15

    Me alegra muchísimo saber de su recuperación y del resultado de los analises. Muchas alegrias y salud. Y que en algun momento los encuentre por acá en Brasil. No fuera por el Vuelo del Apis no hubiera me animado a viajar y conocer a Pepe Mujica. Saludos desde Rio de Janeiro

    • Comment by Andrés Melero

      Andrés Melero Reply 4 marzo, 2019 at 12:07

      Hola de nuevo Anita!! Tus palabras me emocionan mucho y, tal y como te conté, estamos deseando conocer ese lugar del mundo y de Brasil!! Algún día podremos ir!! Tus palabras son muy lindas y especiales, así que Río de Janeiro nos hace una ilusión maravillosa!! Ya sabes que también tienes tu casa en Sevilla!! Mi teléfono movil es +34-636742304 así que escríbeme un “Hola” y ya estamos conectados. Abrazo inmeeeeeeenso!!!

  6. Comment by Lucas López Dávalos

    Lucas López Dávalos Reply 14 febrero, 2019 at 12:43

    Increíble tu entereza amigo! Siempre contigo! Ya eras una persona increíble antes de este suceso; ahora lo eres mucho más. Muy inspiradoras tus palabras. Gracias por compartir tu experiencia y la dicha de estar vivo! Te mando un gran abrazo desde Santiago de Chile! Ya nos veremos por allá si Dios quiere!

    • Comment by Andrés Melero

      Andrés Melero Reply 4 marzo, 2019 at 12:09

      La ilusión de sentiros cerca, a pesar del Atlántico, es maravillosa. Tal y como te comenté, gracias por tan lindas palabras!! Nos tenéis en Sevilla siempre!! Abrazo inmenso!!

  7. Comment by Eliana Pauca

    Eliana Pauca Reply 13 febrero, 2019 at 16:14

    Andrés eres un grande! Comunicas, inspiras, y contagias esa energía que te distingue pero que se une al universo en forma de amor…

    • Comment by Andrés Melero

      Andrés Melero Reply 4 marzo, 2019 at 12:11

      Grande tú y tu linda familia!!! Tus hermosas palabras siempre y tu profundo carácter son los que van llenando a muchas personas del mundo de lindas energías. Gracias por tanto!!

  8. Comment by Andrés

    Andrés Reply 13 febrero, 2019 at 15:50

    A mi también me encanta leerte lo que me acabas de escribir!! Mil besos!!

  9. Comment by mercedes rus rufino

    mercedes rus rufino Reply 13 febrero, 2019 at 14:05

    Hola Andrés¡¡¡ me encanta leerte. Mil besos y achuchones. MRusR

    • Comment by Andrés Melero

      Andrés Melero Reply 4 marzo, 2019 at 12:11

      A mi también me encanta leerte lo que me acabas de escribir!! Mil besos!!

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go top
Mostrar
Ocultar