Lecciones de vida. Master en generosidad.

10 febrero, 2017

Lecciones de vida

La convivencia con las familias que nos reciben son lecciones de vida maravillosas que el viaje nos regala.

Roxana

A Roxana la contacté por Intercambiocasas hace aproximadamente un año. Contestó, en tan solo unos minutos, a uno de los mensajes masivos que enviamos buscando familias colaboradoras en Argentina. Su respuesta: “Hola Andrés claro! No se bien cuando vendrás por Buenos Aires, pero cuenta con casa, estemos nosotros o no. Saludos!” y así, sin darle más vueltas ni correos, mostrando una confianza inspiradora y ejemplar hacia la desconocida familia que éramos, se convirtió en colaboradora de lujo. Desde entonces hemos intercambiado muchos whatsapps y mails. Su nivel de atención hacia nosotros y colaboración ha ido en ascenso. En unos días llegan mis papás y la familia de mi hermano a Buenos Aires. Roxana no dudó en ofrecernos su casa en el barrio de Belgrano para alojarnos todos juntos. Es su particular contribución a nuestro proyecto, su pedazo de grano de polen, ese que tanto nos alimenta.

No está estos días en casa y no la hemos conocido aún en persona, pero lo haremos. Es ingeniera informática. Además de generosa, también sabemos que es amable, atenta, detallista y organizada porque Pablo, su actual pareja, nos lo ha chivado.

Lecciones de vida

Una de las muchas comidas que compartimos

Pablo

Pablo tiene cuarentaytantos y es experto en tecnología de la información y sistemas. No me preguntéis qué es eso porque no sabría responder. Es autónomo, trabaja mucho y suele tener la pantalla de su ordenador llena de múltiples ventanitas oscuras llena de códigos de pequeñas letras amarillas, indescifrables para el 99% de los mortales. Desde una pequeña habitación de su casa, llena de cables, cajas, teléfonos, ordenadores, discos duros, pantallas y otros aparatos insólitos, conecta con distintas empresas del mundo. Parece la habitación de un espía o un hacker, o algo así me imagino yo, aunque nunca estuve en la de ninguno.

Lecciones de vida

Aquí trabaja Pablo, conectado al mundo

Sabe mucho de muchas cosas, especialmente de economía social. El otro día quedamos fascinados cuando nos habló del Bitcoin, una moneda virtual que forma parte de una innovadora red de pagos de la que jamás habíamos oído hablar. Luego nos explicó que la base de toda la economía es la confianza. Confianza en papelitos y trocitos de metal a los que les hemos dado un valor porque sí. Pablo es argentino de origen italiano, ciudadano del mundo, muy viajado, risueño, tranquilo, glotón, inteligente, afable, paciente. Desde que pusimos un pie en su hogar nos hizo sentir que también era nuestro. Perilla, pelo rizado que en ocasiones recoge en una coletita que da justo para la gomilla. Desprendido, generoso y con valores que coinciden con muchos de los nuestros. Un tipo agradable y genial. Y es un gusto ver la relación que tiene con Franco y su manera de educarle.

Franco

Franco es su hijo de 16 años. En los 12 años que he trabajado como profesor y tutor de adolescentes no he conocido ninguno como él. Tiene una madurez insólita para su edad y una sensibilidad social que abarca todas las edades. Posee una inspiradora serenidad y una capacidad de reflexión impropia de esa etapa de la vida que le toca. Sus circunstancias le han hecho así. Prudente, discreto y educado, combina elegantemente su saber estar con breves comentarios cargados de sutil ironía. También es tranquilo, cariñoso, sencillo, cercano. Sin ser muy consciente de ello hace agradable la convivencia.

En los últimos días hemos salido a correr juntos y le tengo frito con tantos kilómetros y cuestas. Esas carreras nos han acercado y a través de él he conectado más con su familia. Sufrir juntos el cansancio pos carrera une.  En ocasiones, en muchas ocasiones, no le entiendo porque habla demasiado rápido y bajito. Está en un equipo de rugby, tiene novia desde hace más de 2 años, juega a la play, tiene pendiente las mates y está aprendiendo a conducir. Conmueve el trato que tiene con Anna, su hermana menor.

Lecciones de vida

Nos levantamos temprano y subimos corriendo hasta esta colina de Villa Carlos Paz. En un descanso sacamos esta foto

 Anna

Anna tiene 11 años. Pelo negro, corto, rizado y ojos saltones. Es expresiva, terca, inquieta y le encantan los dibujitos de Dora la exploradora. Le gusta que la paseen en las sillas giratorias del despacho de su papá, tirar la pelota de tenis una y otra vez a Perri, el perro labrador de la casa y tumbarse en la hamaca del jardín.

Ella ha inventado una modalidad de beso original y divertida: hace viajar un dedo desde su frente hasta la frente del elegido, normalmente situado a unos metros. Así logra conectar ambos cerebros con el hilo invisible que construye la trayectoria irregular de su dedo. El cariñoso y breve camino de ese dedo volador tiene una banda sonora muy especial, una onomatopeya musical a modo de mantra que suelen tararear sus familiares: “tikitikitikitiki”. Seguro que si ella pudiera hablar también lo cantaría. Otro de sus juegos favoritos es pedir a otros que golpeen el suelo con una pierna, a modo de pisotón enérgico. Se parte de la risa.

Cuando está enojada grita, da golpes y frunce el ceño, aunque esos cabreos son tan inusuales como fugaces. Anna nació con parálisis cerebral. A sus 3 meses de vida el neurólogo detectó que algo no iba bien en su desarrollo. Hoy Anna no habla ni puede mantenerse sola en pie.

En la casa no hay dramas, dioses ni lástima. Sentimos la poesía en la convivencia familiar de los Di Noto  y nos encanta poder ser privilegiados testigos de ello. La realidad que les tocó vivir se llevó por delante egos, tonterías y quejas. Prefieren pasar el tiempo viviendo y ayudando a vivir. Creemos que la práctica cotidiana de darse a otro les ha convertido en su mejor versión. Pablo y Franco afrontan el día a día con alegría y vitalidad, disfrutando los privilegios de su propia conciencia y salud.

Cuando la vida sorprende e impone circunstancias indeseadas hay muchas maneras distintas de afrontarla. El clásico vaso tiene igual de aire que de agua. Ellos nos han enseñado que ante la adversidad también hay elecciones posibles, originales ópticas y que lo inteligente es hacer uso de ellas. Reinventar una y otra vez nuestro destino, siendo creativos para dirigir, hacia donde queramos, nuestra vida y nuestros ojos. Podemos poner foco en nuestros deseos y sueños; esas maneras de mirar son las que nos van tejiendo por dentro y construyendo los seres complejos que somos.

Lecciones de vida

De izquierda a derecha: Perri, Pablo, Anna y Franco

Anna exige precauciones, mimos y atenciones, tiempo y mucha dedicación. La quieren, la cuidan y la respetan. Pero es una más en la familia y sus limitaciones no han conseguido doblegar la felicidad del resto. Luego reinvierten sus propias alegrías en el bienestar de Anna, para que siga sonriendo dentro de su mundo. Mientras su familia la siga valorando y estimulando, su cerebro inacabado seguirá generando endorfinas y otras hormonas de la felicidad, comunes e igualmente necesarias para todos los seres humanos.

Se nos ha roto el retén de la bomba de aceite del cigüeñal de la Pathfinder, hemos tenido que cambiar planes, replantear la ruta, modificar fechas y parar una semana en casa de Roxana, Pablo, Franco y Anna. Esa fuga de aceite nos ha regalado un master en generosidad y entrega, lucidez y amor. La fuga nos ha llenado por dentro. Lecciones de vida que recordaremos siempre.

 

Escrito por Andrés

4 comments

  1. Comment by Rosalía

    Rosalía Reply 12 febrero, 2017 at 22:22

    Las cosas nunca pasan “porque sí”. Ese retén estaba esperando el momento oportuno para que pudierais disfrutar con tranquilidad de gente como los Di Noto. Seguimos aprendiendo con vosotros 😉

  2. Comment by Pablo

    Pablo Reply 10 febrero, 2017 at 22:07

    Bueno, Ingrid y Andrés, veo que han corregido todo lo que les pedí en el manuscrito, así que he hecho la trasferencia como quedamos, ja ja!

    No duden en recibir a esta familia: Te hacen de comer, las pequeñas son divinas y luego mienten muy lindo por Internet. ¡Si es como contratar un equipo de relaciones públicas en línea y a domicilio!

    Ya te he dicho que los que tenemos la suerte de cruzarlos nos llevamos más de lo que podemos haber dado. Recibimos un empujoncito en el alma, una palmada que dice “hay que hacer esas cosas que todos seguro dirán que son una locura”, hay que embarrarse de humanidad. Sevilla y toda España tienen unos embajadores rodantes de lujo.

    Sigan viaje con toda esa energía y buena onda dentro suyo. Y con el aceite dentro del cárter ¡joder!

  3. Comment by Roser

    Roser Reply 10 febrero, 2017 at 10:19

    Qué retratos tan bonitos y entrañables. Menos mal que el mundo también está lleno de gente buena 🙂 Cada vez más creo que deberíamos dejar de ver las noticias y la televisión y salir a dar una vuelta para relacionarnos con otra gente maravillosa. Gracias Roxana y familia por tanta generosidad!!

    • Comment by Andrés

      Andrés Reply 10 febrero, 2017 at 12:38

      Estamos seguros que estadísticamente ocurren más noticias buenas que malas en el mundo, por que los seres humanos nos necesitamos los unos a nosotros, lo que pasa es que no salen en los telediarios. Hay que salir al mundo. Gracias Roser.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go top
Mostrar
Ocultar