La familia Zapp

25 agosto, 2018

El vuelo de Apis y los Zapps

La familia Zapp

La familia Zapp es ya referente nómada de todo viajero en familia, los gurús de esta comunidad y el origen de muchos sueños.

La Familia Zapp

Recién estrenado el milenio no se les ocurrió otra cosa que viajar de Argentina a Alaska en un Graham-Paige de 1928. Las Lo que iba a ser un viajecito de unos meses se convirtió en un estilo de vida, le encontraron gustillo a los kilómetros. Hasta hoy.

En ruta escribieron el libro “Atrapa tu sueño” y nacieron sus 4 hijos: Pampa, Tehue, Paloma y Wallaby. Supongo que habrán plantado ya muchos árboles también. Cande, la mamá, es la profe y, el planeta, su escuela.

Son campechanos, humildes, cercanos, respetuosos, desenredados y auténticos; enraizados con el mundo, los Rolling Stones de los viajeros.

Simplemente viajan, que no es poco, y nos lo cuentan en su web www.argentinaalaska.com. Su libro es ya un clásico de las bibliotecas nómadas.

Más allá de la inspiración que para nosotros supuso su aventura siempre quisimos agradecerles en persona la enorme ayuda que  supusieron  los contactos que nos compartieron en Sudamérica, especialmente los que tuvieron relación con la logística portuaria de nuestro vehículo.

Ingrid y Herman Zapp

Ingrid y Herman Zapp

Este verano la casualidad quiso que nuestras rutas se cruzaran muy cerquita, en el sur de Francia.

Los vehículos

En los años 30, la compañía japonesa Nissan compró y trasladó a Japón toda la cadena de producción de una moderna fábrica recién cerrada del Graham-Paige Crusader en EEUU. Así, el modelo de automóvil Nissan 70, uno de los primeros de la compañía, fue construido en 1938 con con los moldes y la ingeniería del Graham-Paige Crusader.

Nissan 70

Nissan 70

Graham-Paige Crussader

Graham-Paige Crussader

Hoy, justo 80 años después, Nissan es por todos conocida y Graham-Paige ya no existe como compañía automovilística, aunque algunos pocos modelos antiguos siguen funcionando gracias a la romántica afición de algunas personas.

Uno de esos locos es Herman, el papá de la familia Zapp. Es Argentino y lleva 18 años viajando con el Graham-Paige de 1928 que le compró, hace 18 años, a un amigo. Desde entonces y junto a Cande, su compañera de vida, han tenido casi tantos hijos como continentes recorridos.

Hace unos días, nuestra Nissan Pathfinder, tatatatataranieta de aquel Graham-Paige, quiso encontrarse con uno de los pocos modelos de 1928 que aún ruedan por el planeta (seguramente el que más kilómetros ha recorrido), darle un beso de morros y agradecerle el chasis e ingeniería que años atrás alumbró a sus antepasados. Así que lo localizamos y fuimos a su encuentro, en el sur de Francia.

Nissan y Graham-Paige

Sucedió el milagro, se miraron cara a cara y besaron sus motores. Nosotros, para celebrarlo, nos volvimos definitivamente niños, correteamos alrededor de sus negros y logueados cuerpos, dimos saltos de alegría. La Nissan y el Graham-Paige recuperaron el tiempo perdido y, entre susurros, caricias y confidencias, nos hicieron creer, una vez más, que éramos sus dueños.

Tantos kilómetros y aún no nos hemos dado cuenta de que son ellos quienes nos viajan a nosotros.

La huella

Esa misma mañana, al despedirnos de los Zapp, volvimos a subirnos a la Pathfinder y cuando nos disponíamos a hacer kilómetros rumbo al sur, nuestras hijas nos regalaron este bonito mensaje escrito en una de sus pizarras de viaje.

Gracias

Encontrarnos con la familia Zapp ha sido muy inspirador.

Escrito por Andrés

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go top
Mostrar
Ocultar