Cómo conocer a Pepe Mujica

12 Enero, 2017

Pepe Mujica

Cómo llegar a casa de Pepe Mujica

Las instrucciones para conocer a Pepe Mújica son muy sencillas: ve a google maps y teclea El Quincho de Varela. En ese mismo camino, unos metros mas adelante, se encuentra la chacra de Pepe Mujica, quien ha sido el 40º presidente constitucional de Uruguay y actual senador de la misma república.

Aún me recuerdo hace un año, mientras organizaba esta visita, buscando en documentales de youtube alguna entrevista que me diera las claves para ubicar su casa. Cómo si de un periodista se tratase, investigué y le dediqué tiempo, algo que me acercó más a su figura y me permitió conocer un poco más en profundidad su discurso. Y en esa búsqueda, su manera de hacer y de vivir me conquistó todavía más.

Pepe Mujica

Pepe rodeado de amigos en el Quincho de Varela

 

El Quincho de Varela y la ubicación exacta de la casa

En uno de estos documentales Pepe estaba comiendo asado en el Quincho de Varela, uno de sus lugares favoritos para relajarse y reunirse con amigos de siempre, muy cerquita de su casa. El Quincho es una nave grande que alberga un salón estilo rústico, lleno de cuadros de Pepe y otros guerrilleros como el Ché, donde se celebran eventos y se cocinan ricos asados. Así que simplemente hice eso: tecleé y Google me llevó hasta él. Si hubiera sabido que era tan fácil no le hubiera dedicado tanto.

Pepe Mujica

Ubicación de la casa de Pepe en uno de los barrios campesinos de la periferia (en verde)

Pepe Mujica

Ubicación de google maps de la casa de Pepe Mújica, frente a la escuela agraria de Rincón del Cerro

Nuestra visita

Una vez ubicada su casa pensé que sería misión casi imposible que Pepe nos recibiera. Nos habíamos propuesto saludarle, darle un abrazo y agradecer el ejemplo actual que supone su manera de vivir, la inusual coherencia de su estilo. Por diversos cauces traté de conseguir, sin éxito, un mail que me llevara a alguien de su entorno a quien poder contar nuestros cariñosos propósitos. Así que si queríamos intentarlo no teníamos más remedio que presentarnos allí, sin más, sin cita, mail o llamada previa. No teníamos certeza alguna de que la información sacada de aquel vídeo de Youtube pudiera llevarnos a Pepe. Ni siquiera sabíamos si estaba en el país, mucho menos en su supuesta casa.

Pero si este viaje nos está enseñando algo es que los sueños están para perseguirlos y que con esfuerzo, serenidad y convicción se pueden lograr muchas cosas. A veces (muchas veces, más de 4 veces) tiramos la toalla antes de intentarlo por considerar que no podremos lograrlo, nos frenan los miedos y no nos damos oportunidad de alcanzar propósitos con los que soñamos. Pero nosotros viajamos porque dijimos “adiós” al miedo y eso nos está permitiendo vivir con gran intensidad todo y vivir cosas que a priori eran imposibles.

Así que el pasado 3 de Enero, puse el GPS para que nos llevara hasta Rincón del Cerro, una de las barriadas periféricas de Montevideo. Allí, en el camino de tierra El Colorado, se encuentran tanto el Quincho de Varela como la casa de Pepe y Lucía. Si uno se adentra hasta el final del camino se topa con un panel metálico que dice Pare. Al costado de dicha señal hay un módulo donde descansa un guarda de seguridad 24 horas al día. Hasta ahí llegamos nosotros. Salió el guarda e Ingrid le contó nuestras pretensiones. El guarda, joven, delgado y con una cercanía impropia de su profesión nos dijo que Pepe no estaba, pero que si queríamos podíamos aparcar allí mismo y esperarle, que igual llegaba en 10 minutos que en unas horas. Eran ya las 19:00 de la tarde y si se retrasaba mucho llegaría cansado y habría que intentarlo otro día. Pero nos pusimos recontentos de saberle en el país y de comprobar que, efectivamente, vivía allí.

Pepe Mujica

El cartel de “pare”, al fondo el módulo del guarda y a la izquierda el galpón de la escuela agraria

El guarda, muy amable, estuvo un rato contándonos batallitas de algunas de las extrañas visitas que ha recibido Pepe en los últimos años. En una ocasión se plantó allí un hombre enchaquetado que venía desde Arabia Saudí pidiendo que Pepe y Lucía le adoptaran. El tipo estuvo hablando un rato con Pepe y le llamaba “Papá”. Surrealista. A los 1o minutos, en medio de una de estas historietas,  apareció Pepe, se bajó del coche y nos atendió, así, sin más.

Y de pronto apareció

Apareció mate en mano, cigarrillo de liar en la otra, despeinado como siempre y con ropa de calle. Viejito, gordito y sin muchos dientes en la mandíbula inferior. A ratos, el físico de su rostro me recordaba al de “risitas”, ese casposo personaje de la telebasura hispana y de carcajada contagiosa que Jesús Quintero catapultó a la fama hace unos años. Pero claro, la abismal brecha intelectual que les separa me devolvía una y otra vez a la fabulosa intelectualidad del personaje que tenía frente a mi.  La imagen de Mujica contrasta con la profundidad de las cosas que dice. Pero adoro su aspecto de mendigo pues es consecuencia de una coherencia extrema y un discurso vital que promueve la sobriedad y huye de la ostentación.

A pesar de ser quien es y quien ha sido, ha vivido antes, durante y después de su presidencia en este lugar, una humilde casa de campo situada en unos terrenos de cultivo que él mismo sigue trabajando con sus manos y un pequeño tractor, ya viejito también. Como él y su pareja (Lucía Topolansky) no han tenido hijos, han cedido parte del terreno de su casa y un galpón viejo para la creación de una escuela agraria que ya lleva 2 años funcionando. Es el legado que quieren dejar a la juventud. “Ninguna de estas cosas transforma el mundo, se precisan miles de estas. Cada uno en su esfera tiene que hacer algo por los demás, esto es una invitación a la solidaridad“, dijo en el discurso de inauguración de la escuela. Cuánta humildad y acción.

Pepe Mujica

Pepe y Lucía en su tractor

Pepe Mujica

Este es el galpón que Pepe y Lucía donaron a la escuela agraria de Rincón del Cerro

Nos acompañaba María, una amiga que vino a visitarnos unos días en navidad, lo cual hizo al encuentro aún más especial y compartido. A Pepe le regalamos un envasado de Jamón de Bellota y otro de Salchichón Ibérico que nos trajo María de España. Aceptó con agrado las dádivas y estuvimos hablando un rato de la calidad de los cerdos íberos. Bromeó (creo) comentando que nuestros cerdos eran en realidad alimentados con los huesos de las aceitunas usadas para el aceite y que nosotros éramos unos ignorantes al creer que comían solo bellotas. Terminaba un cigarrillo y se liaba inmediatamente otro.

Pepe Mujica

Así nos recibió Pepe

Pepe Mujica

Ingrid en el momento de la despedida

Estuvimos hablando con él unos 40 minutos, la mitad de los cuales pudimos grabar una entrevista que habíamos trabajado con nuestros alumnos de nuestro colegio en Sevilla, antes de partir (la entrevista íntegra la publicaré en el próximo post). Mientras Ingrid le hacía preguntas, yo me esforzaba por mantener estático mi brazo, que luchaba contra el movimiento corporal generado por los nervios. La ocasión era única y no podía permitirme el lujo de perder aquel testimonio directo por mi inestabilidad muscular. Mi corazón latía rápido, sabedor de que probablemente nunca volvería a tener la oportunidad de conversar con un expresidente de ningún país del mundo.

Pepe Mujica

Foto de familia con Pepe Mujica

Y pasó por mi cabeza el capítulo del documental Human en que hablaba Pepe (obligatorio verlo cuando acabes de leer esto) que varias veces vi con admiración. Ahora era mi familia quien recibía, en privado, el mismo discurso. Cada segundo de esos 40 minutos fui plenamente consciente del privilegio inmenso de sentirme vivo, el regalo de la buena salud, poder sentir la poesía increíble que sostiene nuestra existencia y estar cumpliendo un nuevo sueño dentro de nuestro sueño viajero. Una vez más agradecí la posibilidad de querer a tanta gente, sentir el corazón tan lleno.  De algún modo encontré conexión entre el viaje interior que emprendimos al salir de nuestra vida en Sevilla y la liviandad existencial que nos propuso Pepe para un disfrute más pausado y consciente de nuestras pasiones.

Volvimos al coche con lágrimas de emoción en los ojos, alegría en nuestro espíritu y una nueva marca en la lista de objetivos viajeros.

 

 

10 comments

  1. Comment by EDITH AVENDAÑO

    EDITH AVENDAÑO Reply 19 Agosto, 2017 at 1:16

    Estoy Interesada en contactarme con usted para poder enviarle una atenta invitación a un evento que tendremos el día 3 de Noviembre del presente año llamado.
    “Encuentro entre Culturas”.
    Será un honor contar con su Presencia.
    Saludos cordiales.
    Edith Avendaño.
    Puebla, Puebla. México.

  2. Comment by Róger

    Róger Reply 13 Julio, 2017 at 18:23

    Hola Andres, que bonita experiencia, me gustaria contactarte para realizarte algunas consultas.

    saludos.

  3. Comment by Anónimo

    Anónimo Reply 27 Marzo, 2017 at 3:25

    Felicitaciones, es un sueño hecho realidad es verdad cuando lo propones en tu vida todo es posible. Gran admiración Pepe Mujica a cumplir ese sueño porque ahora me toca a mi, Saludos desde Pastaza-Ecuador

  4. Comment by Daniel

    Daniel Reply 20 Enero, 2017 at 8:24

    Feliz Año Familia y mucho ánimo en este viaje tan pleno que estáis llevando a cabo.

    Sed concientes que la emoción de vuestras palabras nos lleva a disfrutar vuestra experiencia como si lo estuviésemos viviendo, alegrándonos que cada paso que dáis nos reconforta un poco más con la Humanidad.

    Perseguir los sueños, como dice Andrés, no es una utopía, sino un deber en la Vida, regalo perecedero que debe exprimirse hasta la última gota.

    Gracias a los Maestros y las alumnas por enseñarnos tan rica vivencia y aprendizaje.

    Feliz Viaje, surcadores de deseos inspiradores.

    Un fuerte abrazo

    Dani

    • Comment by Andrés

      Andrés Reply 27 Enero, 2017 at 4:13

      Gracias Dani por tu apoyo siempre!!

  5. Comment by Carlos Ramos

    Carlos Ramos Reply 15 Enero, 2017 at 18:37

    Un fuerte abrazo chicos! Soy mexicano y el presidente Mújica es todo icono, al ver su primera pubicación en su FB no me atreví siquiera a poner un comentario… Hoy un poco más digerida la noticia les envio un gran abrazo lleno de emoción por mostrarnos una vez más la sencillez de tan grande personaje!!!

  6. Comment by Anónimo

    Anónimo Reply 14 Enero, 2017 at 10:30

    Está claro que quien lucha por lo que quiere lo termina consiguiendo y vosotros nos enseñáis a cada paso que eso es cierto y posible.
    Mil gracias por ser así, y compartirlo.
    Besos a los 5!!!

  7. Comment by Emilio

    Emilio Reply 13 Enero, 2017 at 20:03

    Claro que sí! Mejor conocer a Pepe Mújica que a Lula Da Silva, algunos al final se traicionan a sí mismos… el precio es alto en ambos casos, pero el producto final es incomparable.

    Muchos abrazos desde Pedro Salvador!

    Emilio.

  8. Comment by Capitan

    Capitan Reply 13 Enero, 2017 at 5:23

    Cuando sea presidente tal vez te atienda pibe jajajajaja. Lo loco es que el Pepe se fue al bar y les dijo a sus amigos, VINIERON A CASA LOS APis!! y hasta me regalaron un jamón ibérico (más vale que consigas otro si pensás andar por el centro de la Argentina nuevamente) jajajajaja.
    Emocionante, te va a putear si encuentra tu blog, ahora es fácil encontrar su casa, es como que conocés a Bruno Diaz vos y le hacés un post con mapa de la entrada a la BatiCueva, pero me la guardo para un día visitarle. Ahora, con el mismo discurso popular y socialista cuando vayamos al sur veremos si nos atiende Cristina, otro ejemplo de humildad y sencillez en la vestimenta jajajaja. E SU IDOLO Y UN GRAN EJEMPLO el Pepe

  9. Comment by Anónimo

    Anónimo Reply 13 Enero, 2017 at 1:47

    Maravillosa experiencia. Gracias por compartirnosla

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Go top
Mostrar
Ocultar